Ir al contenido principal

¿En qué se parece la vida de un joven a la red vial de Costa Rica?

El 9 de Octubre de 2014, en horas de la madrugada hubo una colisión (más) de esas que terminan por derribar un poste eléctrico en el Cantón de Curridabat (San José, Costa Rica -para mis lectores internacionales jaja), para las 5:10  de la mañana, la zona residencial aledaña no contaba con fluido eléctrico, y para las 6:20 se escuchaba en los programas radiales acerca de un accidente frente a la ferretería EPA que prometía algunos embotellamientos, por lo que se recomendaba a los conductores paciencia. Retrasos de hasta dos horas en la hora de llegada a destino por parte de trabajadores, estudiantes y ciudadanos madrugados dejaron en evidencia lo infravalorada que estuvo la situación en las primeras notas radiales al respecto, y sobretodo lo mal estructurada/planificada/desarrollada que está la red vial nacional. Pongamoslo de manera sencilla, el cierre de un tramo de menos de 100m en UNA SOLA CALLE, paralizó por completo el lado Este de la ciudad.

Me gusta sacar de cada situación una metáfora que me ayude a explicar, o mejor aún, a aprender algo nuevo. Una metáfora que me ayude a ver las cosas de una nueva manera. En este caso, y mientras veía como pasaba el tiempo en mi ruta habitual para llevar a mi hija al colegio, me di cuenta de lo similar que es la red vial de nuestro país al proceso de afirmación de la personalidad en la adolescencia y los primeros años de la edad adulta. ¿Cómo? en que la fortaleza y la integridad de la red depende en gran medida del nivel de conectividad (y diversidad de caminos para desplazarse en ella) de la que disponga la red. La red nacional demostró ser una red fragil, que tiene solo una forma de conectar el este con el centro de la ciudad, de la misma manera, un joven que cuente con una red social limitada, o con pobres recursos personales/emocionales  (OJO que no estoy hablando de económicos) tiende a colapsar con mayor facilidad, comprometiendo grandes áreas de su vida.

¿De qué manera podríamos fortalecer nuestra red vial? Es bien sabido que siempre que se habla de redes, entre más conexiones internas hayan, mucho más fuerte y estable se vuelve el flujo (e intercambio) de información entre los puntos de la red. En el caso de las calles de Curridabat, lograr una red vial estable implicaría invertir en construir más entradas y salidas de Cartago, hacer más conexiones transversales en Curridabat que den salida en el eventual caso de tener que cerrar un tramo de la carretera. Es como un circuito, si éste es cerrado, el flujo se corta y la energía no pasa, pero si para llegar a uno de los nodos "apagados" o "descargados" existiera más de una forma, el sistema en sí no sufriría gran pérdida, y el intercambio de información podría continuar con sacrificio mínimo. Entonces ¿Cómo fortalecemos a nuestros jóvenes? Dándoles opciones.

Los jóvenes en nuestro país no cuentan con demasiadas opciones para enfrentarse a la vida.

En lo que se refiere a su preparación, se supone que todos (con la buena intención de defender un principio de igualdad) deben atravesar el sistema educativo formal hasta el final del camino, pero ¿y si el sistema formal no es lo mío? ¿Si yo maduro a destiempo con respecto a los de mi edad? cómo puedo salir adelante, al final me topo con una presa de cuatro años mientras logro sacar el bachillerato, o me canso de intentarlo.

En lo que se refiere a lo moral, se supone que hay una forma correcta de hacer las cosas, y cualquier alteración podría convertir al joven en poco menos que un indeseable  para la familia, la escuela o la iglesia. Nuestros jóvenes se enfrentan a una selva de expectativass, pero ya no pueden estar seguros de cuáles son las más adecuadas. Les pedimos analizar a profundidad, pero cada vez es menos el tiempo que les damos para pensar, para meditar, para ensayar; siempre urge, nunca hay tiempo.

Para fortalecer el autoestima de nuestros jóvenes, para hacerlos personas más resilientes, es importante darles opciones: más gente a quien recurrir, ellos deben aprender a confiar y a ser confiables, más vías para desarrollar sus vidas, más allá de las convenciones sociales al respecto de la igualdad, ellos deben estar en la capacidad de considerar alternativas, sopesar riesgos, asumir consecuencias sobre lo que hacen, y sobre todo, deberán estar abiertos a equivocarse, a caerse, a
levantarse. Cuantos más caminos y formas de conectarse tenga a disposición una persona, menos obligado se sentirá a ceder ante la presión de grupo, mayor capacidad de análisis desarrollará para analizar y reconocer los riesgos. Una persona que ve ante sí varios caminos para llegar a destino, es menos propensa a la ansiedad y la depresión. Una persona que no puede considerar más que un camino para su vidda, estará siempre a merced de los imprevistos, que puedan talvez cerrar temporalmente el camino que lleva, y dejarlo estancado sintiéndose impotente.

Que su familia le Bendiga.

MSc. Iván Jirón Beirute
Psicólogo

Entradas más populares de este blog

Herramienta para Padres #1 - El Castigo (Reforzador Negativo)

La serie de entradas de "Herramientas para Padres" (son más de 50) tiene por objetivo evaluar de manera objetiva (o lo más objetiva posible) todas aquellas estrategias, planes y programas de los que disponemos las madres y padres de familia para guiar a nuestros hijos durante sus años de preparación e incursión a la vida adulta, sin satanizar ni favorecer ninguna, buscando siempre reconocer las ventajas y desventajas de cada una de ellas. En ningún momento se pretende decirle a los padres cómo criar a sus hijos, pero sí brindarles una perspectiva lo más amplia posible para evaluar y corregir (si es del caso) la situación actual de sus hijos. La información consignada en estas entradas, no pretende ser exhaustiva, ni absoluta, y refleja únicamente la opinión del autor a partir de la experiencia lograda a lo largo de más de 15 años trabajando con familias de niños, adolescentes y adultos jóvenes.
Herramienta # 1: El Castigo
Cuando en consulta hablo con los padres de familia ace…

Herramienta para Padres #35 la Complicidad

La serie de entradas de "Herramientas para Padres" (son más de 50) tiene por objetivo evaluar de manera objetiva (o lo más objetiva posible) todas aquellas estrategias, planes y programas de los que disponemos las madres y padres de familia para guiar a nuestros hijos durante sus años de preparación e incursión a la vida adulta, sin satanizar ni favorecer ninguna, buscando siempre reconocer las ventajas y desventajas de cada una de ellas. En ningún momento se pretende decirle a los padres cómo criar a sus hijos, pero sí brindarles una perspectiva lo más amplia posible para evaluar y corregir (si es del caso) la situación actual de sus hijos. La información consignada en estas entradas, no pretende ser exhaustiva, ni absoluta, y refleja únicamente la opinión del autor a partir de la experiencia lograda a lo largo de más de 15 años trabajando con familias de niños, adolescentes y adultos jóvenes.


Herramienta # 35: La Complicidad La complicidad es una herramienta increiblemente …

Consejo Oscuro #5 "Hágase amigo de sus hijos"

En el tsunami de consejos y recomendaciones que recibimos los padres y las madres de todo el mundo, uno de los más truculentos suele ser "Hágase amigo de sus hijos".
Es truculento, porque surge del sentido común... de lo que queríamos y pensábamos cuando aún no éramos papás, pero queríamos una mejor relación con los nuestros. Es truculento, porque vemos algunos casos entre nuestros amigos en los que pareciera que la premisa se cumple, y es truculento porque lo hemos visto recomendado por expertos de todos los colores y sabores en los medios de comunicación masiva. Pero si todo esto parece congruente ¿dónde está el truco? 
El truco está en las necesidades de sus hijos. Recordemos que el proceso de crianza es aquel en el que un adulto de la especie acompaña a la cría hasta que esta logra separarse y valerse por sí misma en el ecosistema en el que se desarrolla. Este principio es tan cierto en Animal Planet (R) como en la familia de cualquiera de nosotros, e implica un proceso …